¿Súper delegados o todólogos?

POLÍTICA DE SUMA CERO

La figura de súper delegados que creó el gobierno de la “Cuarta Transformación” y que defendió con enjundia el controvertido senador de MORENA, FÉLIX SALGADO MACEDONIO, incluso amenazando a los gobernadores con desaparecer poderes en los estados del país, de no aceptarlos, no dejan de despertar controversias y opiniones encontradas. En efecto, son 32 en todo el país, que serán “los ojos y los oídos” de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en cada entidad federativa.

Sin embargo, a partir de la desaparición de las delegaciones de cada una de las dependencias federales, ¿cuál será el papel de los y las súper delegadas, al aglutinar las responsabilidades de las anteriores, sin un manual de funciones o manejo de la agenda de cada una de ellas? NANCY ORTIZ CABRERA, que ocupa en Oaxaca dicho cargo, participó ayer en la reunión del Grupo de Coordinación Oaxaca, sobre seguridad. Porque también entre sus funciones está la de coordinar todo lo relativo a seguridad, por parte del gobierno federal.

Si bien ORTIZ CABRERA ha dicho que se trata de sumar y de trabajar de manera coordinada con el gobernador ALEJANDRO MURAT, queda la duda respecto al papel tan complejo que desempeñará el estar en todo o en nada. Me explico: ver de manera simultánea las tares de seguridad e inteligencia que tenía encomendadas el delegado del CISEN; los programas de apoyo al campo de la SAGARPA; lo relativo a conflictos agrarios que tenía a su cargo la SEDATU; los temas de impacto ambiental que estaban bajo responsabilidad de SEMARNAT; las carpetas de investigación sobre este tema, que eran atribuciones de PROFEPA o la defensa del consumidor por parte de PROFECO.

Por supuesto que es un mundo de asuntos y otro de papeles, que no se podrán desahogar de un plumazo. Si a ello se agregan las responsabilidades en torno a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos de 2017; la construcción de carreteras y caminos en las zonas marginadas o la atención a escuelas dañadas, cuya reconstrucción estarán a cargo de los presidentes municipales, la tarea se anticipa inmensa. Sin duda pues, menuda tarea tienen en puerta las súper delegaciones, otorgada sin más por el presidente LÓPEZ OBRADOR, sin saber, tal vez, que el andamiaje burocrático es lo que permite en cierto sentido la gobernanza y el proceso por el cual los grandes problemas nacionales pueden resolverse. La distribución de las delegaciones de las dependencias federales en todo el país, no fue una simple ocurrencia ni, mucho menos, un capricho institucional, sino una necesidad. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *