Sindicatos violentos e impunes

No es la primera vez que miembros de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), son protagonistas de zafarranchos y enfrentamientos, como el suscitado ayer en Salina Cruz, en donde miembros del segmento que encabeza HIPÓLITO ROJAS, provocaron un connato de violencia, con al menos quince heridos, al provocar al grupo que lidera GLORIA NEWMAN ESTRADA. El primero, tampoco ha sido ajeno a la quema de unidades, balaceras y enfrentamientos, que se dieron en el pasado con la organización de transporte que lidera JAVIER CÓRDOVA QUEVEDO, a) La Culebra, cuyos excesos fueron exhibidos por diversos medios locales y nacionales.

El tema es que ya nadie puede contratar los servicios de determinada agrupación, organización o sindicato, sin que los demás ejerzan presión y se disputen los contratos de manera violenta. Eso fue justamente lo que ocurrió ayer en la ciudad y puerto, en donde un grupo de trabajadores adversarios a ROJAS y JESÚS AVENDAÑO, intentaron sacarlos de sus oficinas, situación que no se dio, habida cuenta de que las mismas eran resguardadas por sujetos armados, además de que fueron rescatados por policías municipales. Todo ello en medio de la apatía del gobierno municipal que encabeza RODOLFO LEÓN ARAGÓN, a) El Chino, que haciendo alusión a su apelativo, sólo se mantiene “milando”.

Hace una semana exactamente, el Sindicato “Libertad”, que lideran los hermanos: ERICK, IVÁN y JUAN LUIS VILLASECA, paralizaron la capital oaxaqueña con bloqueos carreteros, para exigirle al gobierno de ALEJANDRO MURAT, contratar sus servicios. Como buitres en medio de la tragedia que ha vivido la entidad a raíz de las tormentas tropicales “Beatriz” y “Calvin”, ya sueñan con contratos millonarios para la rehabilitación carretera o de los caminos y puentes dañados. Están asimismo empecinados en ser contratados en las obras carreteras que se encuentran suspendidas. Es decir, no piden, exigen con medidas de presión, chantaje y violencia, sin que nadie los llame a cuentas.

Los diversos sectores productivos como la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y otros, de Salina Cruz, exigieron a los tres niveles de gobierno detener de una vez por todas este tipo de acciones violentas, dado que inhiben la paz social y la tranquilidad ciudadana. Los ojos se han puesto en los dos dirigentes que antes comían en el mismo plato y hoy son enconados adversarios: HIPÓLITO ROJAS y JAVIER CÓRDOVA QUEVEDO, quienes lejos de contribuir con sus organizaciones a normalizar la vida de Salina Cruz, la están contaminando después del siniestro de la semana pasada. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *