Santa Lucía y el “protegido” Raúl Cruz

POLÍTICA DE SUMA CERO

Santa Lucía del Camino, el municipio conurbado que hoy en día es el santuario de burdeles, bares y delincuencia organizada, ha tenido muy mala suerte. Desde aquellos tiempos en que a ALEJANDRO DÍAZ, a) El Guapo, lo tenían agarrado del cogote sus regidores, pasando por el de PEDRO CABAÑAS SANTAMARÍA, a quien le brincó el perredista OMAR BLAS PACHECO con el “Grupo de los Ocho” regidores, que vaciaron por completo las arcas municipales, luego de que su protector, BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, consiguiera que les dieran a ellos el manejo del presupuesto municipal, hasta el de GALDINO HUERTA ESCUDERO, que antes de terminar su período desapareció de escena, dicho municipio no la ha visto llegar.

En este bienio y apadrinado por ALEJANDRO AVILÉS, salió de la nada RAÚL CRUZ GONZÁLEZ, quien por una corta ventaja se montó en la silla municipal. No obstante, a dos años de distancia, su paso por la presidencia ha sido más que lamentable. Emulando a GALDINO, con quien sirvió como una especie de Secretario Técnico, la municipalidad ha estado en las mismas, salvo, por supuesto, lo que es jolgorio y frivolidad. Gracias al padrinazgo que mantiene con el “compadre incómodo”, AVILÉS ÁLVAREZ, le dio la espalda a todos y pretendió repetir en el cargo, con tan mala suerte que su adversario, DANTE MONTAÑO, no sólo lo superó en el número de votos, sino que materialmente lo barrió.

El presidente municipal electo jura y perjura que va con todo contra RAÚL CRUZ y su esposa, LETICIA CRUZ REGINO. Tal vez por ello y aprovechando que el gobernador ALEJANDRO MURAT a menudo tiene sus eventos en el Centro Cultural y de Convenciones (CCCO), ubicado en jurisdicción de Santa Lucía, el primero no ha perdido oportunidad de convencer al ejecutivo de dar cobertura a sus actividades, con lo que el edil se siente sencillamente intocable. No son pocos los que opinan que va detrás de alguna posición en el gabinete muratista, aunque como están las cosas y con tanto desempleado y destripado de las pasadas elecciones, hay duda que sea de los primeros que sean ubicados.

CRUZ GONZÁLEZ, a quien sus cercanos conocen como “La Barbie”, no ha perdido oportunidad de colarse en los círculos “sociales” en donde se mueve su padrino y protector, AVILÉS ÁLVAREZ. Hace unos días se tomó la foto junto con los incondicionales de éste, precisamente en la boda de su hijo, de la que fue padrino, justamente, el gobernador ALEJANDRO MURAT. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *