SAI: De Sofía a Eufrosina

POLITICA DE SUMA CERO

Nada bien le ha ido a la chaparrita y beligerante ex diputada federal y local, además de ex titular Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), en el gobierno de ALEJANDRO MURAT, SOFÍA CASTRO RÍOS. Al inicio de esta administración solicitó permiso a su cargo de diputada local para hacerse cargo de la SAI, mismo que dejó en su intento por cuajar la Senaduría por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Pero perdió. Aún así armó borlote para ocupar el escaño que hoy mantiene RAÚL BOLAÑOS CACHO CUÉ, en el Senado de la República. Una vez consumado el fracaso, volvió a la LXIII Legislatura local, en un afán más de despedida que para abonarle a la unidad priista.

Conocida por su lenguaje vulgar con quien se le ponga enfrente, no conforme con todo lo anterior, el ejecutivo estatal le pone una estocada fatal: la designación de su soterrada enemiga, EUFROSINA CRUZ MENDOZA, originaria de Santa María Quiegolani, San Carlos Yautepec, como titular de la SAI. Son de todos conocidos los jaloneos políticos que traen en su distrito, SOFÍA y EUFROSINA. La primera, priista consumada y la segunda, militante del PAN, recientemente vuelta al redil, gracias al fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quien le enmendó la plana a la Comisión de Justicia Partidaria, que había expulsado a EUFROSINA, cuando no se alineó a apoyar a RICARDO ANAYA y se fue con MARGARITA ZAVALA.

CASTRO RÍOS tiene un buen ascendiente entre la gente de San Carlos Yautepec, de cuya cabecera fue presidenta municipal. Y tiene bronca comprada con la panista que también tiene lo suyo, en la zona chontal y zapoteca. Hay quienes opinan que el bloqueo carretero que se montó el martes en el Portillo de Nejapa, a un día de que el gobernador MURAT HINOJOSA le tomara protesta a CRUZ MENDOZA, tiene la etiqueta de “Chofi”. Así opera y nada la ha hecho cambiar. Lo que no perdona ésta es que los espacios que pelean las decenas de priistas que se fueron a la campaña –aunque nunca hayan hecho nada para ganar- ahora se los estén otorgando a cuadros de partidos opositores, como es el caso del PAN. Lo peor: entregar la SAI, de donde fue titular, a su peor enemiga.

No tardan pues las hostilidades en contra de EUFROSINA y los berrinches de SOFÍA. Tampoco será tarea fácil para el gobernador contener la beligerancia de ésta. La lectura es más cruel: los que se fueron a las campañas y perdieron, se rascarán con sus uñas. MURAT no parece dispuesto a seguirles el juego. La lección está a la vista. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *