S-22: Infiltrados y provocadores

FacebookTwitterGoogle


RAÚL NATHÁN PÉREZ

1).- Un equipo ad hoc

El gabinete de Alejandro Murat tiene un perfil inequívoco: es una amalgama de jóvenes amigos y ex colaboradores en el INFONAVIT; contemporáneos que están descubriendo el agua tibia de la administración estatal y el privilegio de mamar pueblo, además de otras cobijas muy pedorreadas y actores de The Walking Dead, algo así como esos cadáveres insepultos de la política oaxaqueña, que mueren en un sexenio pero reviven en otro. Émulos de Lázaro, pero de cada seis años. Y los hay, que sin ningún rubor, han servido tanto a Dios como al Diablo. ¿Cuántos en verdad están dispuestos a jugársela con el proyecto de gobierno de Murat Hinojosa? Son muy pocos. La mayoría va —como dicen en mi tierra— a la pepena. No es fortuita nuestra crítica en la que todo mundo está, pero no está. Tampoco es un juego de palabras. El 2018 les quita el sueño a la mayoría. Oaxaca se puede hundir en la ingobernabilidad —como ha estado— y el régimen también. Una encuesta sobre las aspiraciones de cada uno daría sorpresas: hasta ciertos cartuchos quemados sueñan con el escaño o la curul. Anhelan salir de la política o del gobierno… aunque sea con las patas por delante.

¿Qué ocurrió  pues que, sin recato alguno se haya expuesto al gobernador a los abusos, atropellos y bajezas del Cártel-22, como ocurrió en Guelatao y luego en el Palacio de Gobierno, el pasado 21 de marzo? Simple. Los responsables no hicieron su chamba. Por fortuna rectificaron. El boicot anunciado por los capos de la Sección 22 a todas las actividades del gobernador, tuvo un revés inédito y espectacular. Eloy López y Genaro Hernández no advirtieron a sus sicarios y kamikazes, que no se puede actuar impunemente; que le están abonando a un baño de sangre; que es el último eslabón que queda, ante la cadena de latrocinios del magisterio. La CTM mostró el músculo en Salina Cruz. Y pasó lo de siempre: los verdugos mutaron en víctimas y los golpeadores en plañideras. Provocaron para tener una víctima que exhibir como mártir: el vocero Wilbert Santiago, a quien acusaron de infiltrado de “Los Pozoleros”. Se asumieron reprimidos para concitar reflectores. La ecuación es sencilla: encontraron la horma de su zapato. Agotado el diálogo, Murat —que debe haber abrevado del mismo en Columbia— debe saber que en política, la ética de la responsabilidad está muy por encima de la ética de la convicción, en la lectura de Max Weber. El camino de la justicia a Oaxaca, del que habló el presidente local de Canacintra, Raúl Ruiz, pasa necesariamente por la aplicación de la ley y mantener el Estado de Derecho.

2).- No más simulación

En la campaña política del hoy gobernador coincidieron operadores electorales —que no políticos—, amigos, cuates, conocidos, arribistas, oportunistas y busca-chambas. Muchos ilusos y uno que otro idealista trasnochado. Hubo asimismo, adversarios soterrados que se incrustaron. Las campañas políticas no difieren mucho unas de otras. Empero, no fueron pocos los sorprendidos de que sólo unos cuantos fueran llamados a disfrutar del pastel gubernamental. Incluso, esos viejos cartuchos quemados citados antes o rescoldos de regímenes anteriores que ahí están, inamovibles, sin mérito alguno. Compromisos políticos, cuotas, pago de favores. Los hubo también que se quedaron chiflando en la loma. Les hicieron caracolitos. De resentidos y parientes ricos está lleno el Infierno. Hay pues quienes le abonan a la ingobernabilidad. El Cártel-22 no se mueve solo. Los onerosos hilos de los titiriteros están a todo vapor.

Poco ayuda en esta coyuntura que en el gabinete se estén dando hasta con la cubeta. Como vulgar fuego amigo, ponen a caminar a sus fans en todo el estado. Y ahí estamos a diario —y hasta la madre— secuestrados por movilizaciones y bloqueos; violencia y atentados al libre tránsito, operados tras bambalinas, por algunos funcionarios. Sin duda, el magisterio está pavimentando el camino para mayo y luego, para el aniversario de dos “golpes al movimiento democrático y popular, perpetrados por el aparato represor”: el 14 junio del 2006 y el 19 de junio de 2016. Es decir, los desmanes apenas empiezan. Son su hábitat natural; su sino perpetuo: la grilla y la manipulación; la demagogia y la simulación. ¿Acaso los mentores trabajan o los normalistas, estudian? Empero, cualquier acción de la S-22, la CENEO o sus cómplices, anti mineros de la CDHAPI, COMUNA, MAIZ, FALP y cientos más, que viven la extorsión, el chantaje y de los atropellos a la sociedad civil, ya no encontrará eco. Son los que han contribuido a resquebrajar el tejido social. El pueblo oaxaqueño humillado, vilipendiado y constantemente agredido en sus libertades, exige la aplicación de la ley. Las treguas no son para traidores que se ceban sobre el pueblo inerme y viven como virreyes de lo que no devengan.

 

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

 — Dicen que hay una tríada en el gabinete –mujeres por cierto- que se han asumido cuasi propietarias de las dependencias en donde despachan. Aún las instrucciones del ejecutivo se las pasan debajo de las enaguas.

— Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress

Twitter: @nathanoax

 

Entradas relacionadas

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *