S-22: El Cártel y su nuevo capo

Las expectativas que despertó la elección de una nueva dirigencia en la Sección 22 del SNTE, fueron similares a las que despierta el relevo en los cárteles criminales. ¿Por qué? Porque el gremio magisterial, al igual que los grupos criminales, viven del terror que generan en la sociedad. Desde 1980, cuando apareció en el horizonte lo que sería la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), hasta nuestros días, el magisterio ha devenido una especie de grupo delictivo. El dirigente en ese entonces, PEDRO MARTÍNEZ NORIEGA, jamás imaginó el grado de poder que alcanzarían sus sucesores, a través del chantaje, los bloqueos, los plantones y la presión.

Aún en octubre de 1992, cuando el ex gobernador HELADIO RAMÍREZ le entregó al entonces Secretario General, ERANGELIO MENDOZA, el manejo del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), en bandeja de plata, para que sus “camaradas” acapararan el 90 por ciento de los cargos en la dependencia, aún el maestro no se había pervertido tanto. La burra torció el rabo cuando en marzo de 2006, el ex dirigente seccional, ENRIQUE RUEDA PACHECO, fue exhibido por sus corruptelas en el pre-pleno de la Sección 22, por la entonces Secretaria de Finanzas, ERIKA RAPP SOTO. Ahí, bajo presión, tomaron el timón los radicales de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), que habrían de encender la mecha del conflicto que padecieron los oaxaqueños ese año.

De ahí para adelante, el magisterio devino un serio dolor de cabeza, no sólo para el gobierno sino para la sociedad. A la salida de RUEDA PACHECO se montó en la dirigencia EZEQUIEL ROSALES CARREÑO y luego AZAEL SANTIAGO CHEPI y, hasta hace unos días, era el alcohólico RUBÉN NÚÑEZ GINÉZ quien tenía el mando. Todos estuvieron cortados por la misma tijera: convenencieros, susceptibles a las corruptelas, demagogos, doble discurso, etc. Pero el sábado pasado, los mentores llamados “democráticos” cambiaron de directiva. Se estrena como Secretario General, ELOY LÓPEZ HERNÁNDEZ.

Pero, ¿cuáles fueron los méritos para el arribo del mentor originario de Chalcatongo de Hidalgo, tierra del ex gobernador ULISES RUIZ? Dos factores lo ubicaron a la cabeza: es egresado de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero –la más radical del sistema de normales rurales- pero además, ha sido uno de los más recalcitrantes promotores del affaire Nochixtlán. A la nueva dirigencia pues, no hay que darle el beneficio de la duda: la presión, el chantaje y el desapego docente, seguirán viento en popa. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *