Robles Montoya, aferrado proselitismo

El senador del PRD –aunque recientemente transfugado a MORENA- BENJAMÍN ROBLES MONTOYA, ha desoído simplemente los llamados para evitar que la ayuda humanitaria a los pueblos del Istmo de Tehuantepec, devastados por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre, sea maquillada con fines abiertamente electoreros. Es decir, le ha valido. Y con esa fijación recorre el estado. La semana pasada estuvo en Matías Romero, lugar que –dice- es su lugar de origen. Y lo dice con todas su letras: “vine a mi tierra”. Nada más falso. Una revisión al acta de nacimiento de ÁNGEL BENJAMÍN revelará que nació en la Ciudad de México.

En efecto, estuvo en “su tierra” repartiendo 25 toneladas de alimentos, los cuales fueron motivo de acopio por parte de la señora FERNANDA VARA, en la zona de La Laguna. He ahí la indignación de quienes compartieron con ella el loable esfuerzo humanitario que, en un abrir y cerrar de ojos capitalizó ROBLES MONTOYA. Exbieron al senador chilango traído de Michoacán a quien calificaron de oportunista, de ventajoso y falso. Hizo caravana con sombrero ajeno, ya que no movió un dedo para recabar la ayuda pero sí para repartirla y hacer proselitismo a favior de su esposa, MARIBEL MARTÍNEZ RUIZ, a quien a toda costa pretende colar en la candidatura al Senado por el partido de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Obnubilado con ese proyecto, ROBLES se ha dedicado a denostar y descalificar a sus adversarios o críticos, como ocurrió en Tuxtepec. Quiso exhibir al ex edil ANTONIO SACRE RANGEL, con palabras soeces como “que SACRE se SACRE a la chin….”. Ayer domingo estuvo en Huatulco, en una abierta precampaña de proselitismo a favor de su esposa, aún consciente de que no las tiene todas consigo. En MORENA los dados ya están cargados a favor de su ex fan, KARINA BARÓN ORTIZ o NANCY ORTIZ CABRERA, que podrían hacer el uno y dos.

Un recuento de los brincos que ha dado ROBLES MONTOYA bastarían para sorprender al trapecista político más avezado. Hasta el año 2000, cuando aún se mantenía como protegido del veracruzano BENITO COQUET en el gobierno de VÍCTOR MANUEL TINOCO RUBI en Michoacán, tenía puesta la camiseta del PRI. En 2001 cuando llegó a Oaxaca junto con GABINO CUÉ, se pintó de anaranjado, pues con la venia del franquicitario del ex partido Convergencia Ciudadana –hoy Movimiento Ciudadano- DANTE DELGADO RANNAURO, promovieron la candidatura de CUÉ a la presidencia municipal de la capital. Con esos colores cuajó la diputación local, hasta que GABINO logró la coalición PAN-PRD-MC-PT, entonces mutó al PRD. Éste le otorgó la candidatura al Senado y el escaño. Pero hace poco le dio la vuelta y se pronunció a favor de LÓPEZ OBRADOR. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *