El Oaxaca ingobernable

FacebookTwitterGoogle


Mientras el gobernador ALEJANDRO MURAT, discierne si continúa al frente de la Secretaría General de Gobierno, la encargada del Despacho, MARÍA DEL CARMEN RICÁRDEZ VELA o placean a otro, como ÁNGEL MEIXUEIRO u otros, la gobernabilidad en la entidad sigue de cabeza. El pasado martes, pobladores de San José Lachiguirí, distrito de Miahuatlán, hicieron de las suyas en la Ciudad Administrativa, al enfrentarse a golpes con empleados que nada tienen que ver con los problemas que arguyen tienen con su presidente municipal. En otro entorno, miembros del Sindicado de Confianza de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, el SECUABJO, cerraron una importante avenida. Ayer, fue el secuestro de camiones y el cierre de Avenida Universidad. ¿El motivo? Presionar a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), que preside el ex magistrado, FRANCISCO MARTÍNEZ SÁNCHEZ, para tomar nota de su amenaza de huelga.

Es decir, esté quien esté al frente de la SEGEGO, la gobernabilidad en Oaxaca es un completo caos. Ora los operadores inconformes de la empresa “Choferes del Sur”, ora los comuneros de tal o cual población, los sindicatos, maestros, normalistas, etc., todos, por igual, usan la industria del chantaje y los ataques a la libre circulación, para exigir la solución de sus demandas. El chantaje y la presión se han institucionalizado en la entidad. No existe el menor asomo de aplicar la ley; de garantizar la vida y la paz social de los oaxaqueños. Las redes sociales, sobre todo las que manejan los jilguerillos del sistema, difunden notas vagas; versiones alegres y falsas respecto a la paz que se disfrutó en la Semana Santa, pero no el fondo de la amenaza que se cierne ya sobre la ciudadanía: el retorno del chantaje de la Sección 22, que maneja el ayotzinapo, ELOY LÓPEZ HERNÁNDEZ.

Diversas opiniones giran en torno a que se debe dar un viraje en la política de diálogo y en que el gobernador MURAT HINOJOSA debe encarar los problemas sin simulaciones. Que el llamado a la Sección 22, luego del berricnhe de sus dirigentes ante la ausencia del ejecutivo, durante su viaje a Estados Unidos, no sea sólo un amago. De dar un cambio de señales en la SEGEGO, debe ser alguien que sepa, conozca y tenga tablas para el manejo de situaciones de crisis y no advenedizos que forman parte de determinado grupo político, han estado con los mandamasés del PRI o, por simple compromiso. Ya no hay tiempo para ensayos y simulaciones. Al toro hay que tomarlo por los cuernos, ¿o acaso se habrá de escribir un nuevo capítulo de la impunidad que campeó en el antiguo régimen? (JPA)

Entradas relacionadas

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *