Mujeres ikoots luchan por tener injerencia en la vida política

Salina Cruz, Oaxaca. Pese a que se aprobó por el Congreso que las mujeres Ikoots pueden tener derechos en las asambleas de pueblo que se realizan en San Mateo del Mar, aun en algunas agencias se sigue practicando el rechazo hacia ese sector.

San Mateo del Mar y sus agencias juegan un papel importante en el desarrollo de los pueblos indígenas en donde no solo han tenido que enfrentan los conflictos poselectorales. Ahora se suma el desinterés hacia los sectores vulnerables.

Desde hace más de 200 años, las mujeres no podían asistir a las asambleas y mucho menos podían tener injerencia, es decir que tenían voz, pero no voto para elegir a su alcalde, representante de sección o autoridad auxiliar. Eso les correspondía solo a los varones.

A partir de que Reyna Gutiérrez fue la primera concejal femenina en San Mateo del Mar se acabaron las diferencias políticas entre el hombre y la mujer, es decir que ya podían ocupar algún cargo político en sus diferentes comunidades.

Para Pedro Palafox un historiador de la comunidad Ikoots expresó que desde hace muchos años se tenia una idiosincrasia en que el hombre se tenía que dedicar a las actividades relacionados a la pesca y también a las cuestiones políticas. Mientras que las mujeres únicamente a los quehaceres del hogar y los hijos sin tener injerencia en la vida política.

Esto mermaba sin duda que no hubiera un equilibrio entra el varón y la mujer porque las condicionaban a ciertas actividades y además si una mujer asistía a las asambleas se le pedía que abandonara el lugar. Sin embargo, dijo que mediante controversias que se han presentado por organizaciones en defensa de los derechos de las mujeres ha alcanzado un valor significado y ahora las mujeres ikoots pueden tener voy y voto, pero además opinar en cuestiones que aquejan a la comunidad.

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *