La Marina traslada mil 500 toneladas de víveres para los damnificados

SALINA CRUZ. La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) se ha consolidado como una de las instituciones de carácter altruista al llevar ayuda humanitaria no solo para el pueblo mexicano, sino para otros países en desgracias por inundación o terremoto.

A un mes de haber ocurrido la peor desgracia en la historia de Oaxaca y en especial del Istmo de Tehuantepec, con el terremoto que la noche de 7 de septiembre devastó los municipios istmeños.

Esto dejó no solo una estela de muerte, sino también secuelas en las familias que lograron sobrevivir al movimiento telúrico y que perdieron su patrimonio.

Juchitán, Ixtaltepec, Ixtepec, Unión Hidalgo, Magdalena Tlacotepec son solo algunos de los municipios istmeños más daños registraron en donde la naturaleza desató su furia.

Poco a poco las familias de los estados de la República Mexicana se solidarizaron con los istmeños para comenzar a organizarse y enviar la ayuda humanitaria.

Apenas transcurrían dos semanas y la ayuda comenzó a fluir vía terrestre y marítima que transportaban las instituciones entre ellas la Secretaría de Marina.

Comienza el arribo de embarcaciones de la Marina.

Del norte del país, la ayuda comenzó a llegar a Oaxaca y el puerto de Salina Cruz es el enlace para descargar primero fue la patrulla Costera ARM. “Romero”, que llegó procedente de Acapulco con 40 toneladas en la que incluían agua, alimentos no perecederos, enlatados, medicamentos, ropa, cobijas, artículos de higiene personal, desinfectantes y artículos de limpieza donados por la población de Guerrero.

El primer barco que arribó también trasladó una cocina móvil propiedad de la Secretaría de Marina que se desplegó para complementar las acciones de apoyo a la población civil en los albergues o en los puntos de distribución de alimentos.

Esos equipos tienen la capacidad para elaborar y distribuir alimentos en corto tiempo; en el equipo se puede distribuir hasta dos mil 500 porciones por comida.

Posteriormente, arribó a Salina Cruz el buque de apoyo Logístico Isla María Madre con 93 toneladas de ayuda humanitaria donados por el gobierno de Sinaloa, esto para las familias damnificadas por el sismo del 7 de septiembre.

El Buque Isla María Madre zarpó de Mazatlán de la Cuarta Zona Naval para llegar a Salina Cruz Oaxaca mediante una escala de aproximadamente seis días.

El día 20 de septiembre, arribó el buque ARM Barrera PO 112 llegó al Puerto de Salina Cruz con 41 mil 412 toneladas de ayuda humanitaria.

Mediante escala que hizo la embarcación después de zarpar de Manzanillo Colima en donde se embarcó 2 mil 377 kilogramos de productos varios. En Lázaro Cárdenas Michoacán 3 mil 50 kilos y en Acapulco Guerrero subieron 35 mil 900 kilogramos de ayuda humanitaria.

El pasado 25 de septiembre arribó el buque Auxiliar ARM “Zapoteco” con 112 toneladas de ayuda humanitaria.

La embarcación arribó con apoyos diversos provenientes de los estados de Baja California, Durango, Sinaloa y Sonora.

Dicha embarcación está equipada con un hospital y cuenta con las áreas de consultorios, enfermería, apoyo clínico, quirófano, sala de recuperación y 27 cajas para hospitalización.

En este sentido, la Secretaría de Marina–Armada de México informó que en el marco de la implementación del Plan Marina de auxilio a la población civil en zonas y casos de desastre o emergencia, arribó al Puerto de Salina Cruz, Oaxaca, el Buque Bahía Kino con 117.5 toneladas de ayuda humanitaria, para las familias damnificadas de Oaxaca y Chiapas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

Esta unidad de superficie zarpó del puerto del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, el pasado 27 de septiembre con víveres (alimentos no perecederos, enlatados, medicamentos, ropa, cobijas, artículos de higiene personal, desinfectantes y artículos de limpieza), que fueron donados en los centros de acopio instalados por el gobierno estatal y municipal, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de nivel estatal y municipal, así como la Cruz Roja, los cuales serán entregados a la población de manera personal por elementos de la Armada de México.

Últimas embarcaciones con mayor número de víveres para Oaxaca y Chiapas.

El sexto buque de la Marina fue el Usumacinta transportó 536 toneladas de ayuda humanitaria, desde víveres, ropa, agua, calzado, material de construcción, carpas para resguardo de damnificados, 2 cocineras móviles con capacidad para alimentar a mil 500 personas.

De acuerdo con la logística este es el buque con mayor cargamento de ayuda que ha llegado a Salina Cruz para apoyar a las personas del Istmo que salieron afectadas por el sismo del 7 de septiembre.

El buque Usumacinta inició su recorrido en el puerto de Manzanillo, donde embarcó la ayuda de los estados de Colima y Jalisco.

Posteriormente se dirigió a Acapulco para adicionar los apoyos que fueron donados en Guerrero con víveres (alimentos no perecederos, enlatados, medicamentos, ropa, cobijas, artículos de higiene personal, desinfectantes y artículos de limpieza). Estos productos fueron donados en los centros de acopio instalados por el gobierno estatal y municipal, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de nivel estatal y municipal, así como la Cruz Roja, los cuales serán entregados a la población de manera personal por elementos de la Armada de México.

Finalmente este jueves, arribó el séptimo buque de apoyo logístico Montes Azules al puerto de Salina Cruz con 450 toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados de Oaxaca.

Los víveres, agua, productos de limpieza, curación y equipo diversos que suma 539.37 toneladas que fueron trasladados desde Ensenada, Baja California.

De acuerdo con el capitán de Fragata, Francisco Gabriel Ancona Lizama explicó que estos víveres fueron donados por el DIF del estado de Baja California, así como de Tijuana, Mexicali y Ensenada para los damnificados de Oaxaca y Chiapas.

Estos víveres consisten en ropa, agua, alimento para mascotas, medicamentos, material de curación y productos no perecederos.

De acuerdo con Francisco Gabriel detalló que para transportar los víveres se llevaron aproximadamente ocho días para desembarcarlo y finalmente llevarlos vía terrestre a Ciudad Ixtepec para sus distribución.

“Nosotros lo hacemos con todo el gusto del mundo y las ganas para que las familias puedan contar con alimentos y otros insumos para subsistir a consecuencia de esta contingencia en la que viven. Como parte del puente marítimo establecido por la Armada en auxilio de la población”, añadió.

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *