Maniqueísmo y “lucha social” (II)

DE PARADOJAS Y UTOPÍAS
RAÚL NATHÁN PÉREZ

4.- Los nostálgicos del pasado

Presionado por el Cártel 22, el ex gobernador Gabino Cué creó, en 2011, al inicio de su gestión, una malograda Fiscalía Especial de Atención para Delitos del Pasado. Fue un fiasco. Los radicales, pozoleros y pelones, siguieron empujando. Se creó la “Comisión de la Verdad”. Otro instrumento inútil. Sus miembros, Osorno, Solalinde y otros, fueron y vinieron como flatulencia en bacinica. Jamás emitieron un informe coherente, imparcial, documentado. Una vez más, incendiarios y protagonistas del infierno del 2006-2007, fracasaron. Querían un refrito tergiversado del Informe de la CNDH y del que levantó la SCJN, en pleno fragor del movimiento. A modo. Que llevará al “Tirano de Antequera” como si fuera el Adolf Eichmann de Chalcatongo, al Tribunal de Nuremberg. La tonadilla: ¡Ya cayó!, ¡Ya cayó!, se fue desgastando.

5.- El affaire Nochixtlán

Dirigentes y facciones afines a Flavio Sosa, aplaudieron y apoyaron el arribo de Gabino Cué a la gubernatura. Igual que los segmentos radicales del Cártel 22. Advertían posiciones en el gobierno. El manejo del IEEPO e incluso en órganos autónomos como la DDHPO. Y Flavio los tuvo, como los tiene hoy en el Congreso. La ruptura vino cuando la SEP obligó a Cué a retomar el control del IEEPO, en julio de 2015. Pretendieron incendiar Oaxaca con bloqueos carreteros que se prolongaron por meses. Hubo que tender puentes aéreos para llevar alimentos y medicinas a poblados que quedaron aislados.

Cinco meses y días antes de entregar la estafeta, explotó el affaire Nochixtlán. Fue el 19 de junio de 2016. Siete muertos y decenas de policías heridos. De nueva cuenta la victimización hizo su labor. “El responsable fue el Estado”. Otra vez el Informe Especial de la CNDH. Renuncias y castigos en la desaparecida Policía Federal. Los medios sesgados polarizando. El periodismo militante haciendo su labor. Una vez más, la vieja historia de víctimas y victimarios; reses y carniceros. Y el oportunismo magisterial y de dirigentes: montarse sobre los muertos. El Comité de Víctimas y su eterna bandera de justicia. En el ínterin, medrar con negocios y concesiones de transporte; cargos públicos y de elección popular.

6.- Oportunismo y parcialidad

Ya al frente del gobierno de Oaxaca, Alejandro Murat, se reunió con el citado “Comité de Víctimas por la Justicia y la Verdad 19 de junio” (sic). Actuando como ministerio público y no como ombusdman, el ex titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert, acusó al ex gobernador Gabino Cué, de ser responsable de “dar la orden de esta matanza”, pues “se negó sistemáticamente a buscar solución al conflicto por medio del diálogo y a reunirse con las víctimas”. (La Jornada, 1 de junio de 2017).

No sería la primera vez que el controvertido funcionario se metía en camisa de once varas. Acompañado de dos actores de los enfrentamientos, barricadas, anarquía y violencia que vivimos los oaxaqueños en 2006-2007, César Mateos Benítez y Germán Mendoza Nube, guía moral del Frente Popular Revolucionario (FPR), acudió al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, a señalar a Ulises Ruiz y los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, de crímenes de lesa humanidad. En su informe habla de: “Treinta ejecuciones extrajudiciales, trescientas once detenciones arbitrarias, doscientos cuarenta y ocho casos de tortura documentada y comprobada, así como la desaparición forzada de por lo menos dos personas…”. (DDHPO, Boletín 076, 02.05.2019)

7.- Y la balandronada final

Pero esos nostálgicos de viejas glorias, siguieron picando piedra. Había que desenterrar el hacha de guerra para sacar raja política. Y ahí va de nuevo hace un par de semanas, el diputado de Morena, Horacio Sosa Villavicencio. Propuso el acuerdo –que se aprobó con 30 votos- de quitar placas y leyendas del edificio legislativo de San Raymundo Jalpan, con los nombres de Ulises Ruiz y Bulmaro Rito. ¿A alguien interesa a 14 años de distancia, reabrir heridas y ponerlas en la agenda política, en medio de la crisis sanitaria y social que vivimos? Sólo a facciosos y sectarios; nostálgicos y vividores de esa falsa lucha.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

Lo dicho, tal parece que el actual gobierno trae el Santo de espaldas. No bien salimos de una y nos llega la otra. Un recuento de daños desde inicios de 2017 hasta hoy, podría dar cuenta de que la tragedia ha sido su sello. Con la pandemia de Covid-19 a todo vapor, encima nos cae un sismo de 7.4 grados, con un lastre de daños y damnificados.

Consulte nuestra página
www.oaxpress.info
www.facebook.com/oaxpress.oficial
Twitter: @nathanoax 

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *