LXIV Legislatura: Una penosa gestión

DE PARADOJAS Y UTOPÍAS
RAÚL NATHÁN PÉREZ

1).- ¿La merecemos?

Dice la conseja popular que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. Malos o buenos, es lo que han elegido. No dice lo mismo de los llamados representantes populares. Éstos se cuecen aparte, aunque resulten peor. Hay que ver a los ignorantes –con sus honrosas excepciones- que despachan en San Lázaro o muchos holgazanes, en el edificio de San Raymundo Jalpan. Esta legislatura ya es catalogada como la peor de la historia política local. Onerosa e improductiva; opaca y rapaz. Nació con el estigma de la fractura, la división y la manipulación. La bancada de MORENA y sus alfiles, son coto de poder del senador Salomón Jara y aliados. Su “caja chica”, para que se entienda.

Son muy pocos los que se salvan. La inexperiencia, la improvisación y la ligereza permean en el Congreso local. Sobre todo, en la bancada referida, por desgracia, mayoritaria. Incapaz de formar un solo bloque, las disputas de sus integrantes han sido dignas de anécdota. Hasta se han acusado entre sí. Dan pena ajena los negocios, “acuerdos”, “amarres” y el infame “pago por evento”. Fuentes dignas de crédito afirman que validar la solicitud de préstamo del gobernador Alejandro Murat, por 3 mil 500 millones de pesos, tuvo un costo brutal para el pueblo. Cada legislador (a) habría recibido un embute millonario. Unos se “mancharon más que otros”. El soborno se estima en 200 millones. Ya veremos si se aprueban los nuevos impuestos. Otro sonoro cañonazo.

2).- La discrecionalidad y opacidad

Ir a sentarse y vegetar en la curul, es la antesala de un cambio radical de estatus. Patéticos (as), tiernamente ridículos (as), dijera F. Savater. Como el diputado Pavel Meléndez, que exigió abordar un avión comercial, cuando el vuelo había sido cerrado. Los de MORENA y PT, no sólo llegaron con el efecto “Peje”, sino que arrastraron al Congreso a toda la parentela. El nepotismo ha sido otro de los vicios enquistados ahí. Y en esa connivencia perniciosa que han tejido con otros poderes, presupuestalmente se sirven con la cuchara grande. ¿Alguien sabe qué pasó con la famosa Ley de Austeridad, que hace un año propuso un bloque de siete diputados (as) de MORENA? Sigue en la congeladora. Son ignorantes, pero no majes. Obvio, no iban hacerse el hara kiri.

Para la lana salieron finos (as). Han superado incluso a los más voraces del PRI. Alejandro Avilés asemeja un parvulito frente a los lagartones del partido de AMLO. Pero en productividad, cero. Un ejemplo es la opacidad para designar al comisionado (a) del Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IAIP), vacante desde hace tres meses. El altísimo presupuesto que se autorizaron y duplicaron en 2019, no se justifica. Es una bofetada a la pobreza de un importante sector de oaxaqueños. Luego dicen que los datos que se publican están mal. Es más, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tiene emplazado al Congreso local, en virtud de la omisión en la aprobación de la Ley Indígena y la consulta. 

3).- Con más pena que gloria

La LXIV inició su segundo período ordinario de sesiones sin más. Hubo un cambio de luces y señales con la designación de Horacio Sosa de MORENA, como presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) y de Jorge Villacaña Jiménez del PRI. El primero tiene bien marcado el hierro de Salomón Jara, por tanto, anticipa continuidad. El segundo, con más tablas tanto en la administración pública como en cargos de elección popular, representa un viraje hacia los acuerdos entre partidos. Su designación es un duro revés para el diputado Benjamín Robles Montoya, que tuvo ahí a su alfil, César Morales Niño, quien salió confrontado con abogados, con mujeres y con los medios. Todo se ha movido al ritmo de los titiriteros; los mismos vicios y corruptelas. El respeto al quehacer legislativo de antaño, devino hoy estercolero y excesos; ambición y voracidad.

Sólo les faltó dar a cada uno (a) su informe de actividades, para hacer más patético el papel que han desempeñado. En lo personal deploro del triste papel de esta Legislatura, perfilada como la peor de la época contemporánea. Me consuela que nadie puede escapar al juicio implacable de la historia, aunque es más lamentable entrar a ésta por la puerta de servicio, es decir, por atrás. Ojalá que quienes llegan a los cargos de liderazgo, puedan recuperar algo de la reputación perdida.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

— En el gobierno de la 4T se rasgan las vestiduras. Intervencionismo, violación a la soberanía y a la buena vecindad, si Donald Trump considera a los cárteles mexicanos de la droga como terroristas. La pregunta es simple: ¿Y cuál es la estrategia de seguridad del gobierno de AMLO para acabar con este baño de sangre? ¿Abrazos no balazos? ¿Pórtense bien? ¿Acusar a los sicarios con su abuelita? Se avizoran tiempos difíciles. De ello no hay duda.

Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *