Los prospectos para la SEGEGO

Desde el jueves pasado, a raíz de la renuncia de ALEJANDRO AVILÉS a la Secretaría General de Gobierno, el gobernador ALEJANDRO MURAT designó por ministerio de ley, a MARÍA DEL CARMEN RICÁRDEZ VELA, como encargada del Despacho de la SEGEGO. La ex diputada del PRI, se ha venido desempeñando como Subsecretaría y tiene la experiencia y el fogueo político necesario para desempeñar el cargo. Si bien es cierto que la SEGEGO es un área compleja por el manejo del tema magisterial, organizaciones sociales y otras, quienes conocen a RICÁRDEZ VELA opinan que sí puede con el paquete, además de contar con las relaciones institucionales necesarias para manejar con éxito el citado cargo.

En menos de media hora de haberse dado la renuncia de AVILÉS ÁLVAREZ, de inmediato las redes sociales, manejadas por oficiosos, tanto para ayudar como para “chamuscar” a diversos personajes, empezaron a dar por hecho la designación de tal o cual. Cuatro fueron los prospectos en los que –según algunos analistas políticos- podría MURAT HINOJOSA, confiar el manejo de la SEGEGO, en caso de que declinara de mantener de manera definitiva a RICÁRDEZ VELA: HÉCTOR ANUAR MAFUD, CELESTINO ALONSO, GERMÁN ESPINOSA y FRANCISCO ÁNGEL VILLARREAL. En torno a MAFUD, diversas opiniones coinciden en que ya está en plan de franco retiro y que el cargo de Coordinación de Asesores del Ejecutivo que actualmente desempeña, es algo así como reconocimiento a su trabajo al frente del CDE del PRI, y no precisamente por méritos personales.

En lo que se refiere a ALONSO ÁLVAREZ, al parecer la rivalidad con el depuesto AVILÉS se debía justamente a que el primero estaba más que apuntado para la SEGEGO desde el inicio del régimen actual. No obstante, por la problemática que prevalece en la entidad –muy distinta a cuando ALONSO ÁLVAREZ, desempeñó la Secretaría General- seguramente está mejor posicionado como titular del COPLADE y con un compromiso inmediato a cuestas: entregar el Plan Estatal de Desarrollo, 2017-2022.

En torno a GERMÁN ESPINOSA, actual dirigente estatal del PRI, la respuesta es contundente: no le alcanza. No se trata de un negociador, conciliador ni, mucho menos, un político hábil, con las tablas necesarias para dicha tarea. Lo contrario a FRANCISCO ÁNGEL VILLARREAL, que ha trabajado en diversos cargos desde la administración de HELADIO RAMÍREZ hasta la actual. Fue delegado del INFONAVIT cuando MURAT HINOJOSA era el director general. Lleva buenas relaciones con actores de las diversas fuerzas políticas y, adicionalmente, es negociador, conciliador, pero no le tiembla la mano cuando hay que aplicar la ley. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *