La CNTE y la Cuarta Transformación

Flota en el ambiente un sentimiento de incertidumbre: ¿Qué pasará con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

Las declaraciones del hasta ahora presidente electo son bastante optimistas: habrá una Cuarta Transformación de la república que resolverá muchos de nuestros problemas, sin embargo, hasta ahora, la Cuarta Transformación no ha sido bautizada con un nombre específico que le dé cierto sentido. Al parecer Andrés Manuel López Obrador se refiere como a las tres anteriores: la Independencia, la Reforma y la Revolución de 1910.

¿Cuál es o será el contenido, pretendidamente histórico, de la Cuarta Transformación?

Como me es imposible adivinar el futuro, prefiero referirme a lo que acontece en las supuestas postrimerías de la tercera transformación, y no en toda su problemática, sólo en una, la educativa.

A pesar de que antes de julio la CNTE se deslindó de MORENA en el sentido de que no llamarían a votar por ningún candidato en particular, la Sección XXII de Oaxaca, como acuerdo de su V congreso político, convocó al voto de castigo contra aquellos partidos que firmaron el Pacto por México. Cabe destacar que MORENA fue el único partido que no firmó dicho pacto. Así pues, la Sección XXII llamó a votar por MORENA de modo implícito.

En realidad fueron algunas facciones al interior de la Sección XXII las que pactaron con MORENA y llamaron a votar por el partido de López Obrador, de cara a una mayoría en las bases que no avaló los resolutivos del V congreso político, pero que por prudencia, tampoco los cuestionó.

La resolución de Oaxaca fue cuestionada por varias secciones sindicales afiliadas a la CNTE y la declaración de la Coordinadora en el sentido de que Andrés Manuel fue producto de una “elección burguesa”, le puso la cereza al pastel.

Con el triunfo de Andrés Manuel en el mes de julio, el fortalecimiento de los grupos afines a MORENA en la Sección XXII parecía asegurado; tanto así, que esperaban tener el control de la Comisión de Educación en la cámara de diputados, error.

En el reparto del pastel de comisiones en San Lázaro, fue palomeada la maestra jubilada Adela Piña Bernal integrante de la Sección 9 Democrática de la CNTE y opositora de la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto.

Irán Santiago Manuel y Azael Santiago Chepi, morenistas de la Sección XXII del SNTE, fueron descartados, se dice que por Ricardo Monreal a quien es muy cercana la maestra Adela Piña Bernal.

Este fue el primer cubetazo de agua fría que le dio MORENA a las facciones pro-morenistas de la Sección XXII en Oaxaca, con ello podría confirmarse la apreciación de la CNTE de que con Andrés Manuel, su lucha debe mantener su rumbo y no desviarse por supuestas concesiones.

A pesar de las declaraciones de AMLO de que la reforma se abrogará, a pesar de la consulta nacional para una nueva reforma y a pesar de un incipiente diálogo con la CNTE, al parecer ésta se prepara para movilizarse.

En Oaxaca la Sección XXII también se movilizará en el dramático contexto de un gobierno priista aparentemente desgastado y sin rumbo; la diferencia podría ser que la Sección XXII lo hará, además, en el marco de una tensión con los ahora diputados, senadores y funcionarios oaxaqueños electos y designados, que no sabemos si mantendrán el optimismo de López Obrador, o comenzarán a deslindarse de la Cuarta Transformación de la república.

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *