Josué Hernández Caballero, chivo expiatorio en los SSO

FacebookTwitterGoogle


• El ex Jefe de la Unidad de Obras cumplía con la labor de coordinar los sectores de supervisión, no de revisar directamente la ejecución de los trabajos y menos de autorizar pagos; se trata de lavar la cara al Gobierno Estatal.

Por: Gildardo MOTA

En un afán por lavar el rostro al Gobierno Estatal, la Fiscalía General del Estado ha desatado una cacería de brujas en contra de ex funcionarios de los Servicios de Salud de Oaxaca, como es el caso de Rigoberto Josué Hernández Caballero, ex Jefe de la Unidad de Obras de dicha dependencia, detenido mediante consigna por el supuesto delito de abuso de autoridad el 3 de junio en la jurisdicción de Etla.

Y es que de acuerdo a documentos que se hicieron llegar a este periodista, Rigoberto Josué Hernández Caballero, en el citado cargo que desempeñó durante un año en la administración de Germán Tenorio Vasconcelos, sólo se avocó a realizar acciones de coordinador de las áreas de supervisión, sus funciones no eran supervisar directamente la ejecución de los trabajos y mucho menos estaba facultado para efectuar los pagos, como indebidamente se cita en las investigaciones de la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental.

Hernández Caballero y Germán Tenorio Vasconcelos, se encuentra recluidos desde el 3 de junio en el penal de Santa María Ixcotel por incurrir en el supuesto delito de abuso de autoridad, ante una supuesta malversación de 25 millones de pesos cometidos en la adquisición e implementación de sanitarios ecológicos (biodigestores) que se destinaron para municipios de extrema pobreza en Oaxaca.

De once contratos que se destinaron a un grupo de constructoras en las cuales se involucran en su conformación Germán Tenorio Vasconcelos y su primo, Manuel Ramírez Tenorio, por cierto cuñado del ex Gobernador, Gabino Cué Monteagudo, en agosto de 2012 a cada una de ellas se les habría otorgado un anticipo del 50%, que comprendió un total de 25 millones de pesos, esto contrario a las bases de la licitación y a la Ley de Obra Pública, la cual establece un monto como máximo del 30% en anticipos.

Según fuentes cercanas a los SSO, la orden del pago del 50% por concepto de anticipo vino de “arriba”, ya que incluso se obvió el procedimiento licitación pública como lo establece la ley de obra pública, pues para los primeros meses de 2013, se armaron correctamente los contratos y expedientes con cada constructora, algunos afirman que las órdenes habrían provenido de Tenorio Vasconcelos en complicidad con Jorge Castillo Díaz.

Por citar un ejemplo, a la Constructora y Pavimento KIMPETTIT, por la instalación de baños ecológicos en cinco municipios de Oaxaca, se le otorgó el 13 de diciembre de 2012 un anticipo de cinco millones 25 mil 738 pesos, la autorización del pago la concedieron, Víctor Hugo Santos León, entonces Director de Infraestructura, Mantenimiento y Servicios Generales, y Rafael Pérez Gavilán Escalante, quien fuera Director General de Administración y Finanzas de los SSO, asesinado en marzo de 2015.

Y es que de acuerdo a las mismas fuentes informativas, los Servicios de Salud de Oaxaca no se dedican a ejecutar programas sociales para eso existen otras dependencias, sólo encauzan programas que van dirigidos a centros de salud y hospitales, y en este caso funcionarios menores fueron sorprendidos al recibir órdenes de sus superiores.

Documentos en poder de este medio informativo revelan que en el Presupuesto de Egresos del Estado se 2012, se contemplaron 53 millones 62 mil pesos a los Servicios de Salud de Oaxaca para la implementación de sanitarios ecológicos en el marco del “Acuerdo de Coordinación para la Concurrencia de Recursos Federales y Estatales para Operación de Programas Sociales Federales en el Componente de Desarrollo de Zonas Prioritarias”.

El oficio de fecha 21 de agosto de 2012 lo firma Alberto Benítez Tiburcio, entonces Subsecretario de Planeación, Programación y Presupuesto de la Secretaría de Finanzas, quien por cierto es hermano de la Diputada Federal, Mariana Benítez.

Es decir, el citado recurso lo habría gestionado la Secretaría de Finanzas, en ese tiempo a cargo de Gerardo Cajiga Estrada, en calidad de titular, quien conforma parte de la cofradía que encabeza Gabino Cué y Jorge Castillo.

Cabe agregar que Josué Hernández Caballero, es trabajador de base y miembro de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salubridad, sin embargo, hasta el cierre de esta edición carecía del apoyo para su defensa jurídica, como lo indica el estatuto general que rige a dicho gremio, que señala que dentro de sus derechos es el de tener representación y defensa por el SNTNSA ante las autoridades.

 

Entradas relacionadas

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *