Héroes y villanos

DE PARADOJAS Y UTOPÍAS

RAÚL NATHÁN PÉREZ

A Raúl, Pepe, Víctor Hugo y Jaime Bolaños Cacho.
Por el fallecimiento de su señora madre
A Pedro Piñón, que se nos adelantó

1.- La dualidad maniquea

La historia política de México no puede explicarse sino a partir de la dualidad maniquea decretada por quienes detentan el poder. El mundo de los buenos y el de los malos. El pasado fue podredumbre; el nouveau-régime será la salvación. Hoy son los extremos la 4T y “el gobierno neoliberal”. En el devenir, los carniceros de hoy serán las reses de mañana. En una frase demoledora y controvertida, decía P. Válery que la historia es el veneno más peligroso que ha inventado la química del intelecto: no sirve para explicar nada, precisamente porque puede justificarlo todo.El presidente Andrés López Obrador ha empezado a escribir su propia historia, en medio de un mensaje populista, desaciertos, medidas disparatadas y dislates verbales. En su visión vivimos en una república “feliz”, que es tan ingenuo como pedirle a los criminales, cebados en sangre, “portarse bien”; “abrazos no balazos” o que se “acuerden de su mamacita”. “Fuchi”, “guácala” o “ya bájenle”. Tenía razón pues don Daniel Cosío Villegas: la enfermedad que corroe al sistema político mexicano es constitucional y congénita, no algo que le venga de fuera. Cada quien tiene su estilo propio de gobernar, aunque el país se le esté pudriendo en las manos.

2.- Vivir del pasado

Algunos miembros de la gerontocracia que gobierna el país, le han apostado a la perpetuidad en la ubre, en lugar de escribir sus memorias, leer o atender a sus tataranietos o choznos. Asemejan a “Los Científicos” del Porfiriato. Aquellos que con ironía calificó el historiador Luis González, como “Los Cien-tísicos”. Pontifican, balbucean, pero el chip ya no les funciona del todo. La mayoría abrevó de los rescoldos de la Revolución y del PRI desde la década de los sesenta, de los que ahora abjuran. Porfirio Muñoz Ledo y Lasso de la Vega, Manuel Bartlett, Javier Jiménez Espriú, Olga Sánchez Cordero, et allium. Del asesinato de 29 personas en el Bar “Caballo Blanco” de Coatzacoalcos, dijo la titular de la SEGOB, que fue “lamentabilísimo”. Sólo eso se le ocurrió para no reconocer que el país naufraga entre la violencia y la ingobernabilidad. Tenía razón Norberto Bobbio, en un verdadero poema a la vejez: “También las ideas salen más lentas de la cabeza. Y las que salen son siempre las mismas. No hay otras… la edad hace girar en torno a sí mismo y (el viejo) cree que continúa como antaño, vagando con inagotable curiosidad por el vasto mundo que le rodea. Las ideas salen a duras penas y las palabras también”. (De senectute, Taurus, Madrid, 1997, p. 64).

3.- La mafia del poder reeditada

La serie de reformas que se preveían para prolongar la presidencia de la Mesa Directiva en manos de Morena, fue un reto a la pluralidad política, a los consensos, a la democracia participativa. La soberbia, la megalomanía y el afán de plusvalía que tanto se deploró durante la larga hegemonía del PRI, parece repetirse. Ahora con ropaje democrático. La austeridad ha sido un fiasco. El populismo al revés. El altísimo índice de criminalidad ubica al país como uno de los más peligrosos del mundo. Crecimiento cero; economía colapsada; doble discurso. Disparidad y desequilibrio; salud a cuentagotas.

Empero, la tragedia del país no se atisba sino como responsabilidad del pasado. Los malos, los corruptos, los neoliberales, ya se fueron. Llegaron los nuevos héroes de la Patria. Los que han hecho cientos de asignaciones directas sin cumplir la norma. Aquellos siquiera simulaban; éstos ni eso. Los Congresos federal y locales, como antaño, se han plegado a la línea. Veamos nada más la Ley Educativa y un Paquete Fiscal totalmente desfasado de la realidad. Se reeditan los tiempos de censura velada. Preservar la imagen presidencial de pulcritud y sin mácula. Como en los tiempos de la república neoliberal. Y no hay que tocar a los ídolos –decía Gustave Flaubert- pues su dorado se queda en las manos.

4.- Los nuevos padres de la Patria

Hoy se celebra el Grito de Independencia, en memoria de los héroes de la Independencia. Decía Octavio Paz que el calendario mexicano está poblado de festejos y conmemoraciones. Así, el 15 de septiembre, cuando en todo México se grita por espacio de una hora, “quizás para callar todo el año”, el mexicano canta, silba, descarga su pistola, como si descargara su alma. No obstante, en la perspectiva de muchos, el país vive otra aventura: una Cuarta transformación. Con las canonjías que le ha dado AMLO a la CNTE/Cártel 22, ya veremos si en lugar de los héroes nacionales y Símbolos Patrios, estos fanáticos no sustituyen el Himno Nacional por el “¡Venceremos!” o a Hidalgo por V.I. Lenin.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

Un pueblo que arremete en contra de sus Fuerzas Armadas, desarmando soldados o humillando marinos, valió gorro. Y ello lo ha permitido una visión torcida de los derechos humanos y del uso de la fuerza. Pueblos enteros defendiendo el trasiego de droga, el robo de combustible o el asalto a camiones de carga. Ya es la decadencia. Bien por el Ejército que responderá a las agresiones.

Consulte nuestra página:
www.oaxpress.info
www.facebook.com/oaxpress.oficial
Twitter: @nathanoax

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *