El affaire Ivana Mingo

POLÍTICA DE SUMA CERO

El sonado caso de SYLVIA IVANA MINGO LÓPEZ, cuya muerte sigue sumergida en un bache de simulación e incertidumbre, parece estar llegando a los límites de un escándalo nacional. Las revelaciones recientes de la hermana, ÚRSULA, en torno a la hora del accidente y el abandono del cadáver de SYLVIA IVANA a las puertas del Hospital Civil “Aurelio Valdivieso”, en cuyo lapso trascurrieron cuatro horas, puede dar un viraje a la investigación. Si bien ya había sido publicada por el periodista de nota roja, TOMÁS MARTÍNEZ JUÁREZ, una investigación al respecto, la denuncia de la consanguínea revela que hay inconsistencias que deben ser corregidas.

No hay duda que la Fiscalía General del Estado, a cuyo frente está RUBÉN VASCONCELOS MÉNDEZ, ha realizado su mejor esfuerzo, no obstante la descalificación de que ha sido objeto, particularmente en los últimos días, con el montaje de espectaculares denigrándolo. Una labor ciertamente difícil, más aún si se encuentra bajo la presión política. Lo cierto es que el presunto responsable, ALFREDO DELGADO CERVANTES, sigue gozando de libertad sin haber respondido por su imprudencia y responsabilidad en este sonado caso. A la causa de los familiares de SYLVIA IVANA, se han sumado decenas de organizaciones de mujeres cuyas hijas han sido víctimas de muertes violentas.

Por lo que se desprende de declaraciones y escritos, aquello que la familia MINGO LÓPEZ exige es que se haga justicia y que el presunto responsable, DELGADO CERVANTES, responda ante la ley por estos hechos. Es evidente que no se trató de un simple homicidio imprudencial, sino que hubo dolo y deseo insano de evadir la acción de la justicia, pues pasear a una persona, cuyo peritaje revelaría posteriormente haber fallecido por la gravedad de sus heridas, durante dos horas y, posteriormente, ocultar el cadáver otras dos, para abandonarlo a las puertas de un nosocomio, posteriormente, muestra las facetas de un homicidio doloso en toda la extensión de la palabra. No obstante estar bajo la tutela de un sistema de impartición de justicia bastante benévolo, la norma obligaría en cualquier circunstancia, extender las pruebas habidas hasta el momento, para fincar más dureza en los criterios del juez. Leyendo el peritaje del médico legista podemos percatarnos de la gravedad de las heridas que sufrió SILVIA IVANA. Pero ello no es justificación para que en una acción de evadir la justicia, DELGADO CERVANTES la haya dejado morir en condiciones tan lamentable y crueles. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *