Desastre, confusión y protagonismo

A partir de las 11:49 de la noche del 7 de septiembre, la historia de Oaxaca fue otra. El mega-sismo de 8.2 grados en la escala de Richter, hizo de más de la mitad de municipios del estado, un campo de devastación y muerte. Pese a la crítica que se ha hecho, nadie le podrá regatear al gobernador ALEJANDRO MURAT HINOJOSA, estar de tiempo completo en la zona de desastre. Es cierto, su gente no le ha ayudado. No fue fortuito que cesara de manera fulminante al titular de la Comisión Estatal de Protección Civil (CEPCO), AMANDO DEMETRIO BOHÓRQUEZ REYES, un advenedizo que ocupó un puesto clave, sin experiencia, sin tablas ni fogueo.

La zona se ha convertido en pasarela del gobierno federal: el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO; la titular de SEDATU, ROSARIO ROBLES; el de SEGOB, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG; el de Hacienda, JOSÉ ANTONIO MEADE; los titulares de SAGARPA, de SEMARNAT, etc. Cada uno tiene ya sus tareas específicas. Todo el gabinete estatal está asimismo en la zona de emergencia. ¿Haciendo qué? Suponemos que pocos tienen tareas asignadas. El resto haciéndose maje. La novatez, el desconocimiento de qué hacer en casos de siniestro y el protagonismo, mantiene a la mayoría anonadados. Tomándose la selfie como en la pasada tormenta “Beatriz”.

Lo preocupante es que a la fecha, dada la confusión existente en cuestión de competencias; de la participación sin más de autoridades federales y estatales; de las Fuerzas Armadas; de la sociedad civil y el escrutinio severo de los medios, algunos de los cuales se han volcado solamente en críticas, se han soslayado los protocolos para que los municipios afectados, puedan acceder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN). Los requisitos que tienen que llenar los presidentes municipales de los 283 municipios que han sido considerados por la SEGOB como zona de desastre, no han sido debidamente requisitados, poniendo en riesgo la pérdida o retraso en la entrega de los citados recursos. Para ello, es necesaria la existencia de los Consejos Municipales de Protección Civil que, obviamente, no existen.

Si bien es cierto que el Ejército Mexicano tiene a su cargo la entrega de los apoyos humanitarios, cada quien los ha visto como una forma de exhibirse y de obtener ventaja política, como son los casos del diputado local priista, SAMUEL GURRIÓN; de las diputadas federales del PRI, MARIANA BENÍTEZ TIBURCIO y YARITH TANNOS CRUZ o del mismo ayotzinapo, ELOY LÓPEZ HERNÁNDEZ, dirigente del Cártel-22. No obstante el llamado del presidente PEÑA NIETO y del propio gobernador MURAT HINOJOSA, la tragedia ha sido vista desde la perspectiva de la ventaja electoral. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *