Cajiga, Arnaud y el factor Carbonell

El pasado 19 de septiembre, justo cuando nos reponíamos del susto del otro sismo, éste de 7.1 grados, que devastó la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y con efectos secundarios en  Oaxaca y Chiapas, se dio un terremoto, éste de carácter político: la aprehensión de los dos ex Secretarios de Finanzas del gobierno de GABINO CUÉ: GERARDO CAJIGA ESTRADA y CELSO ENRIQUE ARNAUD VIÑAS. El primero fue detenido en la CDMX y trasladado vía aérea a Oaxaca, en tanto que el segundo, según información difundida, fue asegurado en la capital oaxaqueña  y presentado ante la Fiscalía General del Estado.

Justo cuando ARNAUD VIÑAS esperaba comparecer ante el Fiscal, se hicieron virales las imágenes que mostraban de cuerpo entero y acompañándole, a quien fuera hasta ayer lunes, Tesorero Municipal de la capital oaxaqueña: JORGE CARBONELL CABALLERO, quien fungiera también en al menos los tres últimos años del gobierno de CUÉ, como Subsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas. Antes fue titular de la Comisión Estatal de Vivienda (CEVI). La pregunta que tiempo atrás había en el imaginario colectivo era: ¿Cómo fue que un ex funcionario del gobierno de ULISES RUIZ –nos referimos a CARBONELL CABALLERO- se había incrustado en la administración de CUÉ MONTEAGUDO, siendo como era, un desconocido en la entidad y cuya aparición en la vida pública, en realidad era un misterio?

El personaje aludido apareció en la escena pública oaxaqueña, como un alfil de quien fuera en el gobierno de RUIZ ORTIZ, durante algún tiempo, Secretario de Economía: JORGE TAMAYO LÓPEZ PORTILLO, bautizado como “Mr. Miyagui”. CARBONELL fue, desde entonces, reacio a la crítica, al rasero periodístico. Insuflado y pagado de sí mismo, para muchos el padrinazgo debería ser fuerte, habida cuenta del cargo que recién desempeñó en el gobierno municipal de JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ FRAGUAS. Sin embargo, los coletazos que podrían implicar al ex titular de Finanzas, ARNAUD VIÑAS, en un posible delito de peculado por 100 millones de pesos, del cual se le acusa, podrían sin duda alguna salpicar a quien fuera Subsecretario.

Su separación del cargo no parece haber sido algo fortuito. Debe haber habido presión para ello o, en su defecto, que el titular de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, JOSÉ ÁNGEL DÍAZ NAVARRO, que ha sido en extremo cuidadoso para ir desenredando el nudo de la corrupción en el pasado, ya lo tenga en la lista de “los más buscados”. (JPA)

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *