¿Ajustes y sorpresas en el gabinete?

POLÍTICA DE SUMA CERO

Los esperados ajustes y sorpresas en el gabinete de ALEJANDRO MURAT están por darse. Han tardado demasiado. Hay ansiedad en muchos, principalmente entre aquellos que no fueron invitados a la comida el 14 de julio pasado, en una quinta por los rumbos del Aeropuerto, a la que el ejecutivo llegó con al menos tres horas de retraso. A dicha convivencia sólo fueron llamados 40, entre candidatos que perdieron la elección, funcionarios en activo y cercanos. No asistieron algunos que -se presume- han estado en los afectos de MURAT HINOJOSA, como ALEJANDRO AVILÉS, MARCO ANTONIO CUEVAS o JORGE TOLEDO, entre otros marginados del cónclave muratista.

ALEJANDRO -se dice- llegó solo. Fue recibido por MARIANA NASSAR, quien se sigue perfilando como la carta fuerte para la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del PRI. Estuvo en todas las mesas dispuestas para los comensales. Se habló de sorpresas en algunas designaciones y de ajustes en el gabinete. Los presentes se asumieron estar en los afectos del gobernador y, por tanto, en la premisa de ser incorporados –o reincorporados- al gabinete legal o ampliado. Los vaticinios han estado desde entonces en el imaginario de los convocados “a la mesa del señor”.

Ha trascendido por ejemplo, un posible cambio en la Secretaría de Finanzas. Y suena fuerte quien aún despacha como Director General del Centro SCT, JAVIER LAZCANO. De quienes operan como “encargados del despacho”, quien tiene mayores posibilidades de ser designado titular es DONATO CASAS ESCAMILLA y, posiblemente, CARLOS MELGOZA en Administración. Los ajustes también impactarán en las áreas cercanas al ejecutivo. Por ejemplo, desde hace meses ha sonado la incorporación de MOISÉS MOLINA, que está en los afectos de quien manda, en un área sustantiva de atención ciudadana.

Hay algunos que se presume retornarán por sus fueros. MARTHA ALICIA ESCAMILLA, por ejemplo o JORGE ILLESCAS DELGADO, a) El Chester. Una a la Subsecretaría de Desarrollo Social y Humano (SEDESOH) y el otro al Registro Civil. Pero no todos correrán con dicha suerte. Quienes se lanzaron a la aventura electoral y fueron derrotados, no pueden esperar como recompensa un cargo en el gabinete. MURAT HINOJOSA tiene claridad en este sentido. Su propósito es reforzar e imprimirle nuevos aires a su equipo de trabajo. Además de que a punto de cumplir dos años de gestión, haya que tirar lastres de incompetencia y frivolidad.

 

Share:

Responder

Tu correo electrónico no será publicado Required fields are marked *